Consejos para prolongar la vida de tu teléfono inteligente

“Reparar es mejor que reciclar. Reparar salva el planeta, ahorra dinero y enseña tecnología. La mejor manera de entender cómo funciona algo es desarmándolo; la mejor manera de ser eficiente es reutilizar lo que ya tenemos”.

Así explica Fixit -una popular web para la reparación de dispositivos- en su manifiesto a favor de la autorreparación por qué cree que siempre es mejor reemplazar que descartar.

“Si no puedes repararlo, no es tuyo”, resume Fixit.

Pero en el mundo de la tecnología, descartar suele ser más habitual que arreglar.

Si se nos estropea una pequeña pieza del teléfono inteligente y nos dicen en la tienda que el precio de reparación es alto, decidimos cambiarlo cuanto antes.

A continuación te proponemos unos sencillos trucos que tal vez te hagan pensártelo dos veces antes de botar a la basura un celular que podría vivir mucho más tiempo.

Protégelo de los arañazos

Evitar que tu teléfono se arañe es importante para mantenerlo en buen estado.

Pero los objetos metálicos como las monedas o las llaves que llevamos en el bolso suelen dañar la pantalla y la carcasa del teléfono.

Usar un protector de pantalla es importante para evitar que ésta quede rallada. Si lo prefieres, puedes fabricarlo tú mismo con cinta adhesiva transparente, aunque su precio es bastante asequible.

También puedes arreglar un celular con ralladuras cepillando la carcasa con papel de lija muy fino.

Reemplaza la batería

Cuando la batería de tu teléfono no funciona bien, lo mejor es que la cambies.

Conseguir un reemplazo es sencillo en una tienda de telefonía o por internet.

Pero si quieres que te dure más, lo mejor es que no abuses de ella.

Por ejemplo, puedes apagar las aplicaciones que no estés usando, como el wifi o el Bluetooth y ajustar el brillo de la pantalla.

No dejes que se recaliente

Es crucial que el teléfono no se caliente en exceso para que funcione adecuadamente y para que la batería no se deteriore.

Utilizar un gestor de aplicaciones puede ser práctico para no sobrecargar el teléfono y que no gaste más energía de la necesaria.

Otro consejo es que no utilices fundas de plástico o silicona.

Y déjalo reposar en la medida en que sea posible. Las máquinas también necesitan un descanso para no quemarse.

Consejos para prolongar la vida de tu teléfono inteligente