CIUDAD DE MÉXICO.

Los mexicanos no sólo le pagan a los diputados federales su salario, sino que solventan su renta de taxis y vehículos, alimentación, arrendamiento de inmuebles y hasta el gas, teléfono, luz y fotocopias.

La Cámara de Diputados precisó a los legisladores los rubros en los que pueden gastar los 45 mil 786 pesos que mensualmente recibe cada uno por asistencia legislativa, los 28 mil 772 pesos por atención ciudadana, y los 14 mil 900 pesos de apoyo a transporte y hospedaje, mismos que a partir del 1 de mayo endurecen su comprobación fiscal.

En los Lineamientos para regular la entrega, destino y comprobación de los apoyos económicos de los legisladores, que entran en vigor el próximo lunes, se precisa a los diputados en qué pueden gastar los recursos públicos a los que tienen derecho por ley o por acuerdos legislativos.

El documento, del que Excélsior tiene copia, refiere que el dinero destinado a atención ciudadana podrá gastarse en apoyos ciudadanos que consideren gestorías en salud, educación, deporte, cultura, asistencia social y apoyo jurídico.

Pero también en foros, talleres, conferencias, impresiones, fotocopiado, servicio de alimentos, así como la compra de gas, agua, energía eléctrica, teléfono e internet de sus casas de gestoría ciudadana.

Los recursos en apoyo al transporte los pueden gastar en boletos de avión o autobús, peajes, mantenimiento de vehículos, servicio de taxis o similares, renta de vehículos y hospedaje o arrendamiento de inmuebles cuando el legislador no sea representante de la zona metropolitana de la Ciudad de México.

Y aunque este año cancelaron sus vales de gasolina, como supuesta medida de austeridad, los recursos asignados podrán usarse para comprar gasolina y lubricantes.

El dinero asignado a asistencia legislativa lo pueden usar para pagar servicios de consultoría  y asesoría, además de proyectos de investigación.

Descuentos

Los lineamientos entran en vigor a partir del 1 de mayo.

Excélsior dio a conocer ayer que a los diputados que no comprueben fiscalmente los apoyos económicos, la Cámara les podrá retener las siguientes ministraciones, descontarles de su dieta y hasta de su fondo de ahorro, incluidos los diputados con licencia.

Los Lineamientos enlistan rubro por rubro en qué se pueden gastar los legisladores los recursos asignados, porque todos deberán ser comprobados mes con mes a partir del primer día de mayo.

(Con información de Excelsior)